Nuestros Pastores

Gretel Benedetto de Malnis gre y jose malnis 1

Licenciada en Consejería Familiar,
Licenciado en teología,
nacida en Argentina el 13 de Agosto de 1969

José Luis Malnis

nacido en Argentina el 4 de Marzo de 1962
son los pastores ordenados que
atienden la Iglesia Latina de Munich,
Erlangen y a su vez dirigen la Misión América
 
Dirección:
(089)44452177 Oficina pastoral en la iglesia

Móvil: 0171 7559947

Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Conociendo a nuestros pastores

                José Luis nació en la ciudad de Córdoba, Argentina el 4 de Marzo de 1962. Desde muy temprana edad asistió a la Iglesia Bautista de Barrio Talleres junto a su abuela que fielmente lo llevaba y luego se trasladó a otro sector de la ciudad y asistió a la Iglesia de los hermanos libres donde conoció al Señor y fue bautizado a los15 años. Cursó sus estudios primarios y secundarios y seespecializó en Administración de Empresas. Luego cursó casi dos años en el Seminario Internacional Bautista en Buenos Aires. Sus estudios se interrumpieron por una repentina enfermedad de estómago que luego el Señor sanó milagrosamente. Durante tres años fue profesor y director de la Escuela Bíblica para Laicos y Misioneros.

                Gretel y José Luis asistieron desde muy pequeños a la misma Iglesia. Compartían una buena amistad tanto ellos como sus familias, pero nunca pensaron ni se vieron como pareja. Esta fue hasta que crecieron lo suficiente y bueno... un buen día se miraron y se enamoraron. A pesar de existir entre ellos una diferencia de 7 años de edad no fue ningún inpedimento para dejar de mirarse. El noviazgo no se realizó hasta que algunas cosas estuvieran bien claras: una de ellas era que José Luis había sido llamado al ministerio. El pedía a Gretel que si ella estaba de acuerdo y el Señor lo confirmaba, irían algún día a las misiones o bien a pastorear una iglesia. Se casaron el 20 de Diciembre de 1986 y aguardaron pacientemente la oportunidad de misionar donde el Señor los llevara. El 6 de Agosto de 1990 nació Benjamín Braian Malnis en la ciudad de Córdoba, Argentina. Fue así que en el año 1991 vinieron a Alemania para apoyar una pequeña Iglesia en Erlangen por un tiempo determinado de 6 meses. Luego de ese tiempo, Dios les mostró un ministerio entre latinos en Alemania. Los comienzos no fueron tan fáciles, ya que para mantenerse aquí tuvieron que trabajar en forma secular durante bastante tiempo. Desde el momento en que se quedaron en Alemania, nos apoyó la Iglesia Bautista de Córdoba así como también otras Iglesias Alemanas. En el año 1992 recibieron del Señor la revelación de fundar una Misión que llevara el Evangelio a diferentes países donde se encontraran personas de habla hispana. De esta forma nació lo que es hoy la "Misión América" que ya cuenta con obras no solo aquí en Alemania sino también en otros países en Europa y Latinoamérica. En 1993 fue ordenado al pastorado por la Iglesia Bautista de Patricios, en Cordoba Argentina y reconocido en la convención Bautista Argentina.

                  Como un regalo del tiempo aquí en Alemania y para que nunca se olvidasen de los años aquí, el 19 de Marzo de 1995 nació Cintia Ineke Malnis.

                  En Septiembre de 1996 regresaron a la Argentina a oficializar la Misión América y vivieron allí dos años, durante ese tiempo se dedicoron a las misiones y viajando por muchas iglesias, el fruto de este tiempo fue la investigación sobre el llamado misionero. José Luis escribió un libro sobre este tema que fue publicado por la Editorial Clie bajo el titulo El Análisis del Llamado Misionero Ministerial. En 1997 fue Gretel ordenada al Pastorado Gretel, formado así una familia pastoral.

                  En el año 1998 regresaron a Alemania y continuaron con la Iglesia Latina en Munich y en Erlangen y al mismo tiempo completaron sus estudios teológicos. José Luis la licenciatura en teología (
Doxa University) y Gretel la Licenciada en Consejería Familiar (Doxa University).

                  Por supuesto que la historia es muy larga y sólo aquí tratamos de condensarla bastante. Queremos que sepan que nuestros pastores aman a cada uno de ustedes y hemos dado y daremos todo lo mejor de nosotros para cuidar nuestras ovejas (a quienes Dios puso en nuestra mano). No somos mayores que nadie sino primeramente siervos del Señor Jesucristo y de Ustedes, a quienes amamos de todo nuestro corazón sirviéndoles y deseando un abundante crecimiento espiritual y buena integración en la obra del Señor. Nuestro deseo es que ustedes permanezcan firmes y fieles siempre en el camino de nuestro Señor Jesucristo.